Ir al contenido principal

Educación, Capacitación y Formación Gerontológica

Las últimas semanas he tenido el privilegio de realizar varias capacitaciones para personas que trabajan con adultos mayores en programas como centros de día y hogares, y para personas que se están formando como cuidadoras formales. Me he llevado una grata sorpresa al ver que realmente más allá de la teoría, estas personas que han trabajado con mayores o han cuidado en su vida personal algún mayor, tienen una comprensión bastante acabada de qué es y que implica el trabajo con mayores, aunque no tengan la conceptualización clara de algunas ideas o prácticas que ellos mismos llevan a cabo. También he observado que  tienen muy claras las necesidades de autocuidado de sí mismos. Pero, asimismo, he visto como de algún modo hay cosas que sorprenden a estas personas como algo totalmente nuevo para varios de ellos, por ejemplo, el saber que el envejecimiento es un proceso que abarca toda la vida, y que en la medida que se envejece cada persona se hace más distinta una de otra, siendo este un proceso de individuación y diferenciación, parece que el mito de que todos los mayores se asemejan sigue pegando fuerte en nuestra sociedad. Lo otro que les sorprende es que la Gerontología no se preocupe solo de la etapa de vejez, sino también de las etapas anteriores para poder llegar a una buena vejez, y que la vejez no se improvisa. Me parece muy relevante educar, capacitar y formar en gerontología a quienes trabajan hoy con mayores, pero también a quienes trabajan con personas en distintas edades, teniendo en cuenta hacia donde va nuestra pirámide poblacional en las próximas décadas. Debemos como gerontólogos crear consciencia de la importancia de prepararse desde jóvenes para una buena vejez, satisfactoria y sin enfermedades, con la mayor calidad de vida posible. Y esto sólo se puede lograr educando desde la base, desde los niños preescolares en adelante, educar en la importancia de una alimentación sana, de la necesidad de hacer actividad física, de controlarse anualmente con su médico de cabecera, de ahorrar para una buena pensión, de cultivar amistades y redes sociales, entre otros. Me gustaría a futuro no solo capacitar o formar cuidadores de mayores, o profesionales que trabajan en el área, sino también a otros profesionales como educadoras de párvulos, profesores de básica y media, dueñas de casa, personal de salud primaria, etc. para ir generando consciencia temprana de que así como avanza la ciencia cada vez viviremos más años, y serán probablemente más de 30 años los que viviremos en esta etapa llamada vejez o adultez mayor, por lo que tenemos que llegar preparados con buena salud y con un buen proyecto a enfrentarla.
Por ahora ya es un avance que instituciones se preocupen de formar en gerontología a su personal que cada día trabajan en favor de los mayores de nuestro país.
Espero el 2012 me traiga más sorpresas y buenas en este sentido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Poesía sobre la vejez

Poema La Vejez de Vicente Riva Palacio

Mienten los que nos dicen que la vida
Es la copa dorada y engañosa
Que si de dulce néctar se rebosa
Ponzoña de dolor guarda escondida.
Que es en la juventud senda florida
Y en la vejez, pendiente que escabrosa
Va recorriendo el alma congojosa,
Sin fe, sin esperanza y desvalida.
¡Mienten! Si a la virtud sus homenajes
el corazón rindió con sus querellas
no contesta del tiempo a los ultrajes;
que tiene la vejez horas tan bellas
como tiene la tarde sus celajes,
como tiene la noche sus estrellas.


Poema Desafío A La Vejez de Gioconda Belli

Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.
Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las lágrimas
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos,
cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-
cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas

Imágenes positivas de la vejez en el cine

Existen muchos mitos y prejuicios en la sociedad actual en torno a las personas mayores.  Estos mitos tienen relación con las imágenes culturales que priman en las diversas sociedades acerca de los viejos y de la etapa de vejez. Estas imágenes o estereotipos se ven reflejados tanto en la cotidianidad, como en los medios de comunicación, el arte, la literatura, el cine, y las diversas expresiones de la época en que vivimos. Muchas veces estas imágenes no son cuestionadas, ni existe una reflexión sobre ellas, simplemente son, y se aceptan como verdades. Si se toman, por ejemplo, diversos comerciales que hoy aparecen en televisión y donde se muestra una representación de los mayores, se puede observar cual es la imagen que los medios quieren vender al público, y que muchas veces nada tiene que ver con la realidad. Siendo este tema un interesante debate, la publicidad solo muestra un momento social muy breve, pues varía constantemente, es por esto que la autora del presente ensayo, ha det…

¿Quién es gerontólogo? y lo holístico de la gerontología...

Hace poco escuché en un programa radial el comentario de que cada día más los profesionales y las profesiones ven al ser humano como un fragmento, es tal la especialización de las profesiones que, por ejemplo, el médico broncopulmonar ve un pulmón y no a una persona. Le encontré mucha razón, creo que fue Federico Sánchez que lo dijo en su programa de Oasis, si bien no es siempre así, es algo que está pasando bastante en la sociedad actual, se han perdido las ciencias humanas. Coincidió eso con lo que venía pensando en estos días sobre quién es un/a gerontólogo/a y cual es su quehacer. He escuchado mucha veces decir a algunas personas yo soy gerontólogo/a, porque tomaron un diplomado en gerontología, o yo soy gerontológo/a, porque trabajan con adultos mayores. ¿Pero quién es realmente un/a gerontólogo/a? Creo que no es fácil de determinar, y seguro hay ensayos que deben hablar del tema, habría que preguntarle a Ricardo Moragas que opina él como maestro, pero yo desde mi humilde posi…