Ir al contenido principal

Voluntariado en mayores: la vejez y su enfoque productivo

Hace una semana atrás me preguntaban en el programa radial "Los años dorados" de radio Agricultura, donde fui invitada, qué había aprendido de la experiencia de coordinar el recientemente finalizado proyecto de voluntariado con adultos mayores que apoyaron a otros mayores más frágiles o dependientes en las comunas de Puente Alto y Estación Central, y la verdad lo pensé en su minuto y  si bien quedé feliz, super satisfecha con el excelente resultado, creo que no aprendí nada nuevo, y eso no lo digo por soberbia, es que no aprendí nada nuevo, solo confirmé nuevamente lo que hace años pienso y he observado en los adultos mayores, que éstos aún tienen mucho que aportar en la sociedad. Y lo anterior puede sonar cliché, pero no lo es. 

Dentro de los mitos y estereotipos que priman sobre la edad, no es extraño escuchar que los viejos ya no aportan nada, que no pueden aprender cosas nuevas, que son inútiles a la sociedad, osea un "cacho". Esto no es cierto, las personas mayores en primer lugar no se pueden meter todas en un "mismo saco" como suele hacerse, hay adultos mayores jóvenes y adultos mayores mayores, hay adultos mayores autovalentes, adultos mayores semivalentes y otros dependientes, hay adultos mayores activos y pasivos, en fin, hay un sinnúmero de vejeces diferentes y hay que partir por ahí. Y dentro de estos los mayores entre 60 y 75 años en general aún son muy autovalentes y tienen muchas ganas de aportar cosas y no solo que las "munis" los saquen a pasear a los viajes de lo mal llamado "tercera edad", o que los llenen de actividades recreativas para matar el tiempo... hay personas mayores de este tramo etáreo, incluso de más años, que quieren sentirse útiles y no solo sentirse, sino ser útiles a esta sociedad, porque tienen ganas, porque tienen experiencia, porque son personas valiosas, y no porque los "jubilaron" del trabajo se les va a jubilar de la vida... Hace ya hartos años mi querida amiga y excelente gerontóloga Verónica Orellana  planteó en su tesis de grado de antropología de la U de Chile, que los viejos pueden hacer un aporte social, y que no solo se trata de tener una vejez activa y exitosa (exitosa en cuanto a integrar los aspectos pasados de la vida de manera positiva y adaptándose a los cambios de esta etapa), sino que también una vejez productiva, y no productiva refiriéndonos a producir bienes o dinero, sino en un sentido más amplio, entendiéndola como beneficios sociales colectivos que las personas mayores logran a partir de acciones individuales o grupales, como por ejemplo una acción de voluntariado. 

Fundación Amanoz hace 10 años se dedica a la labor de voluntariado y por vez primera apostó con el proyecto recientemente finalizado, por capacitar a voluntarios sobre 60 años, que ayudarían en sus domicilios a otros mayores más frágiles y vulnerables, y de sus mismas localidades. Creo que fue un verdadero acierto, que se debe en gran parte a la diseñadora del proyecto, nuevamente las flores a mi amiga Vero, quien con 30 años de experiencia en gerontología diseñó de forma espléndida el proyecto, casi o más bien dicho perfecto, redondito. Y gracias al Estado pudo financiarse con aportes de SENAMA lo que ayudó a que el proyecto contará con excelentes relatores que capacitaron a los voluntarios y un tremendo equipo  humano (y tremendo no en cantidad sino en calidad) . Y de verdad penséque no aprendí nada nuevo, no es nuevo que las personas mayores pueden aportar mucho a la sociedad, los voluntarios cambiaron la vida de muchos otros mayores, y que mejor que ellos, que están más cercanos a la situación y pueden empatizar mejor, y que cuentan con tiempo para realizar esta labor, y que pucha que se lo tomaron en serio, con profesionalismo, estudiando, realizando una práctica y trabajando duro en terreno y ahora los hermosos resultados, proyecto que terminó por parte de la Fundación pero que seguirá funcionando en forma independiente, ya que en ambas comunas los voluntarios se organizaron como agrupación de adultos mayores con personalidad jurídica y seguirán realizando esta excelente labor, apoyando a otras personas mayores de sus comunas...
Que más puedo pedir.... terminé con el corazón llenito, 10 meses más se sumaron a mi experincia de gerontóloga, vi muchas sonrisas en caras de viejos, vi mucha luz, mucho amor, mucha entrega y saben si, si aprendí algo, si no es posible que no aprendiera nada!!, si aprendí a no subestimar a nadie por su apariencia, tuve voluntarias bastante mayores cercanas a los 80 años, algunas con enfermedades serias como cáncer y lo hicieron excelente, tenían mucho para dar a los demás, mucho más que cualquiera que se ve joven y vigoroso, me saco en sombrero con estas personas y reafirmo con más certeza que los mayores pueden hacer muchas cosas valiosas aún, por la sociedad, por la familia, por los pares... adiós mito de que los mayores son inútiles, adiós a la falta de rol del adulto mayor, si roles hay muchos para ellos aún. Estoy agradecida de la vida por trabajar con quienes están más cerca del final de la vida, porque aprecio mucho más la vida misma y me dan ganas de llegar a la vejez, me doy cuenta que cada etapa tiene cosas buenas, la vejez se vive como uno quiere vivirla, igual que todas las demás etapas, con los lentes del optimismo o del pesimismo, cada uno elige su par de anteojos y ve lo que quiere ver.

Comentarios

  1. Invito a visitar www.alertamayor.com.ar curso de voluntariado sicial para adultos mayores gratuito

    ResponderEliminar
  2. gracias lo voy a ver
    saludos Jaime
    Beatriz

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Poesía sobre la vejez

Poema La Vejez de Vicente Riva Palacio

Mienten los que nos dicen que la vida
Es la copa dorada y engañosa
Que si de dulce néctar se rebosa
Ponzoña de dolor guarda escondida.
Que es en la juventud senda florida
Y en la vejez, pendiente que escabrosa
Va recorriendo el alma congojosa,
Sin fe, sin esperanza y desvalida.
¡Mienten! Si a la virtud sus homenajes
el corazón rindió con sus querellas
no contesta del tiempo a los ultrajes;
que tiene la vejez horas tan bellas
como tiene la tarde sus celajes,
como tiene la noche sus estrellas.


Poema Desafío A La Vejez de Gioconda Belli

Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.
Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las lágrimas
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos,
cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-
cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas

Imágenes positivas de la vejez en el cine

Existen muchos mitos y prejuicios en la sociedad actual en torno a las personas mayores.  Estos mitos tienen relación con las imágenes culturales que priman en las diversas sociedades acerca de los viejos y de la etapa de vejez. Estas imágenes o estereotipos se ven reflejados tanto en la cotidianidad, como en los medios de comunicación, el arte, la literatura, el cine, y las diversas expresiones de la época en que vivimos. Muchas veces estas imágenes no son cuestionadas, ni existe una reflexión sobre ellas, simplemente son, y se aceptan como verdades. Si se toman, por ejemplo, diversos comerciales que hoy aparecen en televisión y donde se muestra una representación de los mayores, se puede observar cual es la imagen que los medios quieren vender al público, y que muchas veces nada tiene que ver con la realidad. Siendo este tema un interesante debate, la publicidad solo muestra un momento social muy breve, pues varía constantemente, es por esto que la autora del presente ensayo, ha det…

¿Quién es gerontólogo? y lo holístico de la gerontología...

Hace poco escuché en un programa radial el comentario de que cada día más los profesionales y las profesiones ven al ser humano como un fragmento, es tal la especialización de las profesiones que, por ejemplo, el médico broncopulmonar ve un pulmón y no a una persona. Le encontré mucha razón, creo que fue Federico Sánchez que lo dijo en su programa de Oasis, si bien no es siempre así, es algo que está pasando bastante en la sociedad actual, se han perdido las ciencias humanas. Coincidió eso con lo que venía pensando en estos días sobre quién es un/a gerontólogo/a y cual es su quehacer. He escuchado mucha veces decir a algunas personas yo soy gerontólogo/a, porque tomaron un diplomado en gerontología, o yo soy gerontológo/a, porque trabajan con adultos mayores. ¿Pero quién es realmente un/a gerontólogo/a? Creo que no es fácil de determinar, y seguro hay ensayos que deben hablar del tema, habría que preguntarle a Ricardo Moragas que opina él como maestro, pero yo desde mi humilde posi…