Ir al contenido principal

1 de Octubre de 2013 ¿Hay avances? Nuevo día Internacional del Adulto Mayor

Un año más... faltan horas para que comience el nuevo mes y ya siento como que cada 1 de Octubre se celebrara el año nuevo, pero vendría siendo el año nuevo en materia de envejecimiento.... Ya se me hace tradición escribir en el blog para esta fecha, me impresiona como se pasa el año volando nuevamente, es la vida que pasa como un soplo...Que puedo decir al reflexionar sobre un año más... bueno un año más de experiencias en materia gerontológica, de cosecha,  de ganancias y también de tristezas... si, porque esta profesión tiene de dulce y agraz... De dulce: los adultos mayores, mis viejos, que siempre me traen muchas enseñanzas sobre la vida, que me convencen cada día más que no puedo dejar este camino de la gerontología, es claramente algo a lo que vine a esta vida, convencida que si!!  Pero por otra parte también he saboreado el lado amargo... que son las circunstancias externas que rodean este trabajo y las situaciones en las que veo a muchos mayores. Me pregunto a 1 de Octubre de 2013 ¿Hay realmente avances en la materia de vejez en Chile? Si, claro los hay, lo dije el año pasado, cada vez está más en boga en la prensa el tema, hay más entidades privadas preocupados del asunto, más programas estatales dirigidos a los frágiles, más congresos de profesionales, más especializaciones en universidades, etc. Pero hay un tema cultural que no cambia, y para eso se requiere mucho más... y no solo me refiero a los prejuicios, estereotipos y mitos sobre la vejez y los mayores, sino a que vivimos en un mundo individualista, donde pocos se preocupan del prójimo, y cuando digo prójimo no hablo del extraño que vi una vez pidiendo plata en la calle, parto por la familia, pero también por los vecinos que son nuestro entorno más cercano.
Trabajando en el proyecto de acompañamiento de voluntarios a adultos mayores en domicilio, me ha tocado ir a visitar a varios mayores que viven solos, y me he dado cuenta de eso, de que aunque llenara el mundo de gerontólogos y otros profesionales técnicos en la materia, no podría solucionar la soledad en que viven muchos mayores, porque pasa por el hecho de que los vecinos no saben quien vive al lado, y si lo saben no les interesa preguntarse por ejemplo ¿Que le habrá pasado al sr. o sra. x que hace días no lo veo salir a comprar el pan? Ese es el punto, es que nos importa primero el yo, y luego nuestros familiares cercanos, tal vez después los amigos, pero no nos interesa el vecino del lado, el de la cuadra, la señora que me topé en la micro, etc. ellos no, ellos son extraños...
Los voluntarios son excepcionales, quieren dar su tiempo libre para acompañar a otros, pero ¿Cuántos son? Pocos,  valiosos sin duda, pero insuficientes.
Si no educamos a la población en materia de envejecimiento claramente no avanzaremos en el tema, no nos sirve de mucho tener más geriatras si las personas no se cuidan para envejecer bien y con calidad de vida, no nos sirve de mucho tener fundaciones que acojan a los mayores, si no tenemos primero el apoyo familiar y de los cercanos para mantenerlos en sus hogares, porque no podemos internar a la gente por soledad, la internación es la opción última en caso de situaciones de salud y de funcionalidad que no permitan mantener a la persona en su casa, pero ¿Por soledad?. Es fácil también juzgar a las familias y apuntar con el dedo: "¡Abandonadoras!", pero tú que eres el vecino y sabes que el del lado esta solo y no haces nada ¿No eres un abandonador también? El cambio cultural que ayudaría en esta materia es volver un poco al pasado, a los pueblos pequeños, donde la gente es más solidaria, pasa por ser un poco más preocupados por el del lado, darle el asiento a la señora mayor que sube al transantiago ¿Que cuesta? Preguntarle al vecino mayor que vive solo si necesita que le traigamos algo del almacén ¿Es tan difícil? Tocarle la puerta de vez en cuando para saber si amaneció bien, si amaneció vivo ¿Demanda tanto tiempo? Cederle el puesto en la fila del supermercado ¿Me hará perjuicio?
Tengo pena, mucha pena, hoy murió un viejo, si uno, como cada día muere gente mayor es verdad, pero murió solo y me importa, yo lo había visitado la semana antepasada y lo dejé de beneficiario del acompañamiento de voluntarios, cuando fui a presentarle al voluntario no lo encontré, me dió miedo pensar que estuviera muerto solo adentro de su casa, por suerte con una colega de la Muni averiguamos y no, estaba en el hospital y volvió a casa, lo llamé  y estaba bien y le dije que estaba feliz de saber que él estaba en su casa, y que esta semana iríamos denuevo con el voluntario, él me habló de dios... fue la última vez que lo oí... hoy supe que ya no está entre nosotros, no alcancé a presentarle al voluntario...
Al menos me queda un buen recuerdo, cuando lo visité hablé con él un buen rato, como una hora, le leí su Biblia porque era analfabeto y el me lo pidió, me abrió las puertas de su casa y confió en mi, y me dió las gracias, me dijo "gracias por visitar la casa de un pobre", yo le di las gracias por recibirme, no sé si alguien más lo iba a visitar...no creo. Pensé en el todo el fin de semana largo, pensé en que nadie lo iba a ir a ver.

1 de Octubre de 2013, Día Internacional del Adulto Mayor: Si hemos avanzado en lo técnico, en lo gerontológico, pero no se si hemos avanzado como sociedad...a veces siento que hemos retrocedido

Comentarios

Entradas populares de este blog

Poesía sobre la vejez

Poema La Vejez de Vicente Riva Palacio

Mienten los que nos dicen que la vida
Es la copa dorada y engañosa
Que si de dulce néctar se rebosa
Ponzoña de dolor guarda escondida.
Que es en la juventud senda florida
Y en la vejez, pendiente que escabrosa
Va recorriendo el alma congojosa,
Sin fe, sin esperanza y desvalida.
¡Mienten! Si a la virtud sus homenajes
el corazón rindió con sus querellas
no contesta del tiempo a los ultrajes;
que tiene la vejez horas tan bellas
como tiene la tarde sus celajes,
como tiene la noche sus estrellas.


Poema Desafío A La Vejez de Gioconda Belli

Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.
Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las lágrimas
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos,
cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-
cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas

Imágenes positivas de la vejez en el cine

Existen muchos mitos y prejuicios en la sociedad actual en torno a las personas mayores.  Estos mitos tienen relación con las imágenes culturales que priman en las diversas sociedades acerca de los viejos y de la etapa de vejez. Estas imágenes o estereotipos se ven reflejados tanto en la cotidianidad, como en los medios de comunicación, el arte, la literatura, el cine, y las diversas expresiones de la época en que vivimos. Muchas veces estas imágenes no son cuestionadas, ni existe una reflexión sobre ellas, simplemente son, y se aceptan como verdades. Si se toman, por ejemplo, diversos comerciales que hoy aparecen en televisión y donde se muestra una representación de los mayores, se puede observar cual es la imagen que los medios quieren vender al público, y que muchas veces nada tiene que ver con la realidad. Siendo este tema un interesante debate, la publicidad solo muestra un momento social muy breve, pues varía constantemente, es por esto que la autora del presente ensayo, ha det…

¿Quién es gerontólogo? y lo holístico de la gerontología...

Hace poco escuché en un programa radial el comentario de que cada día más los profesionales y las profesiones ven al ser humano como un fragmento, es tal la especialización de las profesiones que, por ejemplo, el médico broncopulmonar ve un pulmón y no a una persona. Le encontré mucha razón, creo que fue Federico Sánchez que lo dijo en su programa de Oasis, si bien no es siempre así, es algo que está pasando bastante en la sociedad actual, se han perdido las ciencias humanas. Coincidió eso con lo que venía pensando en estos días sobre quién es un/a gerontólogo/a y cual es su quehacer. He escuchado mucha veces decir a algunas personas yo soy gerontólogo/a, porque tomaron un diplomado en gerontología, o yo soy gerontológo/a, porque trabajan con adultos mayores. ¿Pero quién es realmente un/a gerontólogo/a? Creo que no es fácil de determinar, y seguro hay ensayos que deben hablar del tema, habría que preguntarle a Ricardo Moragas que opina él como maestro, pero yo desde mi humilde posi…